Las actividades se realizaron en Concepción, Iquique, Viña del Mar y Santiago. En ellos   participaron cerca de 150 personas en total, quienes tuvieron el desafío de hacer propuestas de soluciones estratégicas para transformar la industria de la construcción en Chile hacia una economía circular, sector que aporta el 35% de los residuos a nivel mundial.

El Comité Consultivo Público, conformado por los ministerios de Vivienda y Urbanismo, Medio Ambiente, Obras Públicas, Corfo y Construye2025, fue el encargado de la realización de los talleres, con el apoyo de la moderación de Innovación Urbana Sustentable (IUS), que tuvieron como objetivo idear soluciones en la gestión de residuos de la construcción y demolición.

Uno de los focos de estos encuentros, fue el desafío de resolver la problemática de acortar las brechas existentes en cuanto a la falta de infraestructura sustentable para la gestión de los residuos; de planificar y revertir esta situación, incorporando nuevas políticas, normativas, buenas prácticas y tecnologías, que permitan reemplazar el modelo lineal de construcción por uno de economía circular, reduciendo, valorizando y reutilizando los residuos.

En los talleres participaron personas relacionadas al sector público, privado y la academia. Y desde un trabajo colaborativo, propusieron soluciones estratégicas que aportarán a la Hoja de Ruta que se desarrolla para transformar la industria, y donde resulta clave la colaboración comprometida de cada uno de los actores. También participaron autoridades, Seremi de los ministerios de Vivienda y Urbanismo y Medio Ambiente.

A la fecha, la cantidad de residuos originados desde la industria de la construcción y demolición corresponde a un 35% del universo mundial, en Chile no hay información exacta, las cifras fluctúan entre el 23% y 34%. Por otra parte, el sector construcción es el mayor consumidor de materias primas a nivel global, utilizando cerca de 3 millones de toneladas al año, el 50% de la producción de acero y responsable del 25% al 40% de las emisiones totales de carbono del mundo.

En Chile, cerca del 87% de la población vive en ciudades y al 2030 habrá 3,5 millones más de habitantes. En este escenario, se proyecta una alta demanda de la construcción desde viviendas, hospitales, colegios hasta obras viales. Sin embargo, este crecimiento trae consigo una saturación de los actuales rellenos sanitarios y la proliferación de vertederos y micro basurales ilegales, contaminando el medio ambiente e impactando negativamente la calidad de vida de las comunidades cercanas.

Finalmente, los participantes de los talleres concluyeron que la Gestión de Residuos es viable en Chile, y que depende de mejorar los procesos, hacerlos más eficientes y tener mayor conciencia del impacto que tienen las construcciones.